miércoles, junio 01, 2011

Dilma Roussef contra el planeta - José Mujica contra la naturaleza

Dejo un link para el que si saben del tema y quieren detener la destrucción de parte del Amazonas puedan hacerlo.
Petición para detener la represa en Belo Monte, Brasil.

"Progreso" = Destrucción
Parece que cada paso que da el "progreso" que nos imponen desde los ambitos del poder y del dinero no pueden darse sin atacar y pasar por arriba los derechos de la gente, de las miles de personas que viven desde hace años en un lugar en armonía con el medio ambiente
Muchos aspectos de nuestra "civilización" sigue siendo una muestra de la arrogancia y la estupidez humana, lo que parece más increible es que siga dejando de lado los derechos de los pueblos nativos como si fueran solo un estorbo para que empresarios y poderosos vuelvan mas grandes sus cuentas bancarias.

En estos días el presidente José Mujica ataca a los que defienden la tierra que amamos en nuestro país, a quienes pretendemos dejarle a las futuras generaciones el derecho a disfrutar la naturaleza con la libertad que nosotros podemos hacerlo ahora.
La razón, la excusa. Que son improductivas, si se sigue ese razonamiento, ¿porque no vendemos la rambla?
¿es acaso productiva? porque no vendemos las plazas, el palacio legislativo, la casa presidencial, los monumentos naturales, el Cerro Pan de Azúcar, la Quebrada de los Cuervos, y tantos otros lugares que tenemos en el Uruguay.
Deja que pensar si es que no hay otros intereses detrás de estas decisiones más que los meramente económicos.

¿Porque no avanzar sobre el proyecto del Parque Nacional de Cabo Polonio?, acaso no sería mucho más productivo llevar a cabo ese proyecto, respetando las tierras y la naturaleza.

La mentalidad de la plata fácil parece ser la que predomina en los gobernantes del mundo, y aunque es iluso, sorprende que sean dos gobernantes de izquierda los que en estos días pusieron los valores monetarios delante de los valores humanos, quienes venden el alma de la gente, de su país por "progreso", entonces no debe importar que la gente tenga tiempo libre ya que es improductivo, hay que aumentar la jornada laborar, reducir los tiempos libres, volvamonos maquinas que no sienten, seres sin alma que no les importa arrasar con la tierra con tal de lograr su bienestar económico.

De la misma manera que el gobierno Uruguayo y Mujica pretenden vender parte del patrimonio nacional que es Cabo Polonio, Dilma Roussef presidenta del Brasil aprueba y publíca el inicio de la construcción de la represa hidroeléctrica de Belo Monte, sin respetar las comunidades indígenas que viven en esa zona, sin tomar en cuenta las miles y miles de personas que le enviaron e-mails y cartas firmadas para que detuviera ese proyecto.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) solicitó oficialmente la construcción de la presa, la Fiscalía Nacional de Brasil esta en contra del proyecto y aún así estan siguiendo adelante.
La zona de la curva del río Xingú tiene por lo menos 400.000 hectáreas de bosque, una área mas grande que el Canal de Panamá, se decreta con eso la expulsión de 40.000 pobladores indígenas y locales.
La destrucción del medio ambiente, especies, micro ambientes y la destrucción de la forma de vida de sus habitantes.
La tribu Caiapó se quedará sin un lugar para vivir, que importa son sólo indígenas, son los daños directos del progreso que nos proponén donde no se tiene en cuenta el medioambiente, sólo piensan en el aquí y el ahora sin pensar en las consecuencias de sus acciones.

Que poca y casi nula difusión que le dan los medios de comunicación a estas noticias, eso si cuando son notas sobre los inversores del proyecto, no sólo son notas de varios minutos, sino que las repiten una y otra vez, como se venden por la plata, ¿no tienen opinión alguna los medios de este país?
¿Les van a mostrar a sus hijos las fotos de las dunas de Cabo Polonio y decirle a sus hijos, mirá estos paisajes, pero miralo en foto porque ahora no están más, y yo no hice para detenerlo?¿Les dirán que ellos no hicieron para impedir la destrucción de las dunas de Cabo Polonio, que pudieron ser parte de la defensa de la naturaleza de nuestro país pero decidieron no hacerlo para tener su sueldo asegurado?
Entiendo que esté en juego su trabajo, pero cuando tienen que defender sus derechos, porque un periodista es injustamente despedido, o se coarta su libertad de expresión ahí todos los medios y periodistas salen a defender sus derechos a capa y espada, lo cual es totalmente valorable y respetable.
Pero, ¿por qué ahora se acobardan?
Todas las organizaciones que protestan y piden por sus derechos, no les preocupá su país, el mundo en que viven y dejan a sus hijos.
Si todos dieran 5 minutos soló 5 minutos del tiempo de sus programas, notas, diarios, etc. a dar su opinión sobre está política de destrucción de la naturaleza la presión para detener estos ataques deliberados sobre los espacios que son de todos podrian detenerse.
Por qué no utilizan el poder que tienen como medios de comunicación para defender sus derechos como seres humanos, ¿acaso no les interesa?
Hay muchísima gente a la que le interesa y la estan dejando de lado, tratandonos como si fueramos ignorantes que no entendemos el progreso.
Pero claro vale más la pena hablar de la farándula, poner horas y horas de bloopers, sangre y policiales.

Estamos festejando el Bicentenario del Uruguay.
¿Va a quedar en la historia como el año que destruimos las Dunas de Cabo Polonio?
Gracias Presidente Mujica por poner el dinero delante de los aspectos humanos.
El progreso que se logra pisoteando los derechos de todos no es progreso, es destrucción, plata fácil para el momento.
Estamos vendiendo el país por plata, mucha o poca, pero es plata solo eso, parece que el señor Mujica vende su alma al diablo, los colaboradores y la gente que le rodea se rien, ¿de la plata que se llevan?¿creen que es estupido lo que dice Mujica, porqué no hacen algo, solo les interesa llevarse el sueldo?
Es una falta de respeto hacia el pueblo y a todos los uruguayos que se rían de nuestros derechos, que los pisen en pro de su progreso, de su gobierno, porque cada vez más parece el gobierno en pro de unos pocos y contra todos, un gobierno de izquierda que tiene mucho de derecha.

Jefe Raoni del la tribu Caiapó llora al recibir la noticia de la decisión de Dilma Roussef, ve el futuro de su pueblo y solo ve la destrucción de su vida, de su cultura, de su hogar, gracias Dilma Roussef por destruir el hogar de 40.000 personas.
Jefe Raoni

Dilma Roussef y José Mujica, dos presidentes que están vendiendo sus almas en pro del dinero.
 
sldos alejandro